lunes, 4 de septiembre de 2017

Viriato el verato



El origen de Viriato, caudillo que lideró las revueltas contra las huestes romanas, es ciertamente controvertido, no siendo pocos los lugares que se atribuyen el mérito de haber sido cunas  del guerrillero.

Con permiso de la capital zamorana, uno de estos sitios es el Guijo de Santa Bárbara, un pueblecito de La Vera (en Cáceres), comarca que se enclava en las postrimerías de Gredos, más concretamente en las estribaciones donde la Sierra adopta el precioso nombre de Tormantos.

Es este uno de esos hechos con los que la historia adopta tintes novelescos, por basarse más en las leyendas de la tradición oral que en hechos contrastados, porque tal y como reza un cartel que podemos leer en el pueblo:


VIRIATO
CAUDILLO VERATO

La tradición cuenta que Viriato fue natural de Guijo de Sta Barbara. Y no es esta una invención reciente, sino que es una historia arraigada en el imaginario popular desde hace siglos y ya en tiempos del emperador Carlos V se tenía por cosa cierta. Así lo confirman estas palabras dedicadas por el soberano a los guijeños:

"Sed tan valientes soldados como vuestro paisano Viriato"

Un siglo más tarde, en 1645, el escritor Gabriel Azedo de la Berrueza y Porras recoge estas palabras en su obra Amenidades florestas y recreos de la provincia de La Vera Alta y Baja, en la Extremadura, Cáceres:

"No reparando pues en esta división de la antigua Lusitania han querido algunos decir que nuestro capitan Viriato era de la Lusitania que hoy llamamos Portugal; lo cual es engaño manifiesto porque es muy válida tradición, verdadera y cierta, que el valeroso y esforzado capitán Viriato, de quien vamos tratando y de quien las historias cuentan tantos prodigios y hazañas, fue de la Lusitania antigua, comprendida en La Vetonia y natural de Guijo, lugar pequeño que está encima de la villa de Jarandilla, en la provincia de la Vera."

También durante sus luchas contra Roma pasó Viriato, según se cuenta, por estas tierras, para refugiarse en la sierra. Algunos se aventuran a decir que fue el poblado El Campanario, junto a la garganta del mismo nombre, el lugar que le ofreció cobijo. 

La creencia popular señala una casa del pueblo del Guijo de Santa Bárbara como lugar de nacimiento de Viriato e incluso los guijeños le han dedicado a este insigne personaje una calle en su localidad.


Una buena parte de esta tan preciosa como fantasiosa elucubración se basa en el parecido fonético que existiría entre Viriato y Verato, aunque en un intento de establecer unos límites más precisos a la tradición, y con la venia de nuestros amigos los guijeños, habríamos de afirmar que el caudillo lusitano era jarandillano, habida cuenta de que Guijo se independizó de Jarandilla de la Vera, pasando a tener ayuntamiento propio, en el año 1816... 



No hay comentarios: