lunes, 26 de septiembre de 2011

Citas: Puentes de Madison

.


Las citas tuvieron siempre un destacado lugar en Forelatos... Hoy quisiera llenar un merecido espacio, de cuantos acabará ofreciendo este blog, con algunas de las que pueden escucharse en boca de los interpretes de Los puentes de Madison, una de las mejores películas de amor  que puedan verse.

"No quiero necesitarte... porque no puedo tenerte"

"Sólo lo diré una vez. No lo había dicho antes, pero esta clase de certeza sólo se presenta una vez en la vida"

"Los viejos sueños eran buenos sueños. No se cumplieron, pero me alegro de haberlos tenido"

"Si quiere cenar conmigo cuando las luciérnagas estén volando, venga esta noche cuando haya acabado, a cualquier hora..."

"Y vuelves a atrapar mi tristeza para esconderla en tu bolsillo, para alejarla de mí... De nuevo has sembrado el jardin de mis pesadillas con nuevos sueños, con otras esperanzas... Y yo sigo llena de amor por todo aquello que te pertenece, llena de celos por todo lo que te roza y me quita un trocito de tí... Y tú sigues aquí, entregándome la vida en cada suspiro, suplicando por mis besos sin saber que ni siquiera tienes que pedirlos, porque son tuyos, porque ya no soy mía, sino tuya"

"Brindo por las noches antiguas y la música lejana"



domingo, 25 de septiembre de 2011

Res... Tauro



Hay imágenes que acumulan un dramatismo tal, que probablemente no alcanzasemos a expresarlo nunca valíendonos únicamente de palabras... 

La fotografía capta el final de la fiesta en Jarandilla de la Vera (Cáceres), el momento en el que se recoge al toro mediante una pala retroexcavadora, para depositarlo en la bandeja del tractor en el que será transportado hasta el Matadero Municipal, donde será descuartizado.

Cuesta olvidar la impresión que deja esa media tonelada de carnes, sin más tono muscular ni fuerzas que las de la gravedad, desparramándose sobre la dentada bandeja metálica... Cuesta explicar el silencio que acompaña a este acto, como a un simulacro de tardía conciencia ó de reflexivo respeto, un atisbo de póstumo pesar por haber consentido en utilizar la vida de un noble animal, en algo tan superficial como la justificación de un momento de entretenimiento.

Instantes como éste explican el auge de los sentimientos antitaurinos y el que progresen movimientos y asociaciones que fundamentan su existencia en la lucha por su abolición.  

Ayer José Tomás, Serafín Marín y Juan Mora daban los que serán los últimos capotazos de la Monumental de Barcelona, en el seno de la corrida con la que se despedia la Feria de la Mercé y de la que destacaría el nombre del último toro: "Dudalegre", de la ganadería de Nuñez del Cubillo. Mientras, en la calle y a las puertas del coso, aficionados y detractores también lidiaban... sus diferencias.

Catalunya se convertía así en la segunda comunidad autónoma que ha abolido las corridas de toros (el 28 de julio de 2.010), tras Canarias que lo hizo en 1.991, aunque más que surgir de un sentimiento antitaurino la determinación catalana parece perseguir una diferenciación nacionalista, ya que se mantienen las festividades de los Correbous (bou embolat, capllaçat...) propias de las tierras del Ebro.

Otras muchas ciudades, de otras comunidades, también se han venido declarando antitaurinas; como Almansa (Albacete), que apostó por que la bravura se alejase de sus ruedos, en igual medida que de su nombre...



lunes, 19 de septiembre de 2011

Se han acabao, riau riau!

.
.
Existe una canción que la tradición ha llevado a usar para despedir la fiesta pamplonica de San Fermin: ese "Pobre de mí" que todos, algunos con el brillo del pesar en los ojos, entonan en los últimos momentos de la que se ha dado en considerar como la mejor fiesta, de cuantas se celebran en la superficie de nuestra redundante piel de toro...

Al igual que nuestros amigos navarricos, en Jarandilla de la Vera despedimos también los festejos taurinos que, arropados por el manto del Santísimo Cristo de la Caridad, tienen lugar cada vez que septiembre cruza el meridiano de su quincena.

La diferencia -por el momento y salvable- es que en Jarandilla, un pueblo que ronda los 3.500 habitantes en el noreste de la provincia de Cáceres, aún no tenemos himno para una despedida... Hago constar, ante la posibilidad de que hubiese llegado el momento de decidirnos por alguno, mi inclinación por los que celebran la llegada del final del algarabío, los prefiero por delante de aquellos que lo lamentan...

Porque en fiestas como las que hemos vivido este 2.011, lo único que de verdad resulta lamentable son los 23.500 euros invertidos en la compra de un ganado que, a juzgar por su pésimo estado, debió de ser adquirido, ó más bien rescatado, a las puertas de un Matadero Municipal. 

Independientemente de que los toros al Estilo de la Vera, y de otros muchos pueblos, sean de una crueldad injustificable; o de que estemos sumidos en una profunda crisis y que este año, más que otros años, existan poderosas razones para plantearnos la inconveniencia de tal desembolso: el adquirir animales enfermos, cojos y sin fuerzas en los cuartos, cuando no preñados -según el decir de muchos la primera vaquilla debía estarlo- supone un doble de crueldad desde el prisma que refractaría una mínima sensibilidad. 


.
Sirvan a modo de invitación a la reflexión, respecto de la posibilidad de cubrir próximas convocatorias, toros como los que fotografié durante las fiestas de Navalcarnero (Madrid): más económicos, reutilizables, resistentes y duros como cartón-piedra, de salud garantizada, y que no supondrán ni sufrirán crueldad ninguna.

Sigo sin entender como es posible que el Cristo de la Caridad no hubiese emitido nunca ningún quejumbroso alarido de disconformidad,  lamentándose de cuanto -en estos días- ocurre a su alrededor y con el pretexto de su advocación.



viernes, 16 de septiembre de 2011

Cambionero



Jorge Linares es un camionero que, a sus 51 años, reivindica la mejora, que para su calidad de vida, supondría encontrar el trabajo que perdió en el torbellino de esta crisis, tras numerosos años siendo transportista autónomo. 

Se ha pasado la última semana en su camión, dando vueltas a la manzana que rodea el Palacio de Congresos de los Diputados de la Carrera de San Jerónimo de Madrid, a razón de 60 vueltas diarias. Piensa seguir haciéndolo, protestando por la falta de ayudas y de financiación para las pequeñas y medianas empresas, hasta que se lo impida el quedarse sin dinero con el que adquirir más combustible.

En torno a él se ha edificado una agrupación de simpatizantes que bajo el nombre: "El camión de la Esperanza", ya abrió lugar de convocatoria, con mayor o menor éxito, en las principales redes sociales.


Desde Forelatos quisiera expresar mi simpatía por la causa de este nuevo indignado, como también por su original forma de manifestarla, que ha permitido acercar el malestar de algunos, cada 5 minutos, hasta las mismísimas puertas del Palacio de Congresos... algo que no consiguieron ni los jóvenes del 15 de Mayo...!


sábado, 10 de septiembre de 2011

La estrategia del Campanu




La tradición asturiana del Campanu se renueva anualmente con el pistoletazo que supone el inicio de cada temporada. El primer salmón capturado en aguas del Principado será subastado y entregado al mejor postor, quien utilizará promocionalmente la inversión que supuso un desembolso cercano a los 10.000 Euros... 

Por la noticia de su adquisición, el restaurante -suele serlo, las más de las veces- estará en boca de todos los medios, concederá entrevistas, y colgará un "¡Tenemos el Campanu!" que constituirá tal reclamo, que durante meses llenará sus salones de comensales deseosos de probar la rosada carne del madrugador trofeo. 

Todo el mundo sabe, obviamente, que el Campanu no da para tanto... En realidad nadie cuenta con la posibilidad de degustarlo realmente, aunque todos alimentan la ilusión de tomar salmón, cualquier otro salmón, en el mitificado lugar que lo adquírió.





Pero al queso... que se vé tan claramente que es queso...
¡¡¿¿Que le digan fromage, tú??!!
(Chiste Popular)

Esta exitosa estrategia promocional "del Campanu" se viene utilizando también en otras latitudes y con otros artículos, las más de las veces gastronómicos, como en el caso del Concurso de los quesos de Pastor de Ordizia (País Vasco) que ocupa la imagen superior y también nos ocupa, por haberse celebrado a lo largo de esta semana. Sirva para ilustrar que también nos la pueden dar con queso...

El Idiazabal de la foto fue el favorito. En posterior subasta el restaurante Porrue, de Bilbao, llegó a pagar 7.300 Euros por la mitad de este queso, habiendose sacrificado la otra mitad en su necesaria degustación por parte de un nutrido jurado, nunca mejor dicho, que presidía Juan Mari Arzak.



jueves, 8 de septiembre de 2011

La zapatería de Don Miguel

.


En el interior del escaparate de esta tienda pueden verse tantas referencias y alusiones a la figura de Don Miguel de Cervantes, como los zapatos y/o el material ortopédico que justifican su dedicación. Según el ángulo con el que te aproximes, la zapatería puede llegar a parecer el rincón de incunables de un bibliófilo...

"¿Qué aposento ó qué nada busca vuestra merced?
Ya no hay aposento ni libros en esta casa,
porque todo se lo llevó el mesmo diablo"
(El Quijote I, cap. VII)

Nos encontramos en el madrileño Barrio de las Letras, un conjunto de manzanas bien delimitadas por el Paseo del Prado, la Calle Atocha y la Carrera de San Jerónimo (con el Congreso de los Diputados), que a lo largo de su historia ha contado con vecinos tan ilustres como: Quevedo, Luis de Góngora, Lope de Vega y Miguel de Cervantes... La tienda que nos ocupa hace lo propio con la esquina que comparten la Calle Leon y la de Cervantes... Se trata de la casa en la que vivió, durante los años de su estancia en Madrid, y también la que finalmente vió morir al padre del Caballero de la Triste Figura... 
"Me moriré de viejo y no acabaré de comprender
al animal bípedo que llaman hombre,
cada individuo es una variedad de su especie..."
(Miguel de Cervantes Saavedra)

Vivía también en la calle Cervantes, unos pocos metros más abajo, un vecino no menos ilustre: Don Lope de Vega. Sirva este post a modo de recomendación y para todos aquellos que no conociéndolo, quieran y puedan contemplar la posibilidad de convertir este barrio en la justificación de un agradable paseo.



miércoles, 7 de septiembre de 2011

Nokia Ringtone






En estos días la compañía Nokia lanza un concurso con el que pretende encontrar la melodía (Ringtone) que sustituirá a la que, a lo largo de los últimos años, se ha venido conociendo como "Estándar de Nokia" y que ha enraizado, con fuerza y profundidad, en nuestro subconsciente colectivo.

No será fácil sustituir a la que con toda seguridad, en los últimos años y a distancia de otras opciones, se había convertido en la sucesión de notas más escuchada en toda la historia de la humanidad: unas 20.000 veces por segundo.

Pocos sabían que, el Ringtone del que nos ocupamos, es un extracto del Gran Vals,  del valenciano Francisco Tárrega, uno de nuestros mejores intérpretes a lo largo del siglo XIX y al que debemos algunas de las mejores composiciones para Guitarra Española...



martes, 6 de septiembre de 2011

Candados enamorados




En tiempos como los que vuelan, en los que el número de divorcios supera ampliamente al de nuevos matrimonios, este simbólico y relativamente nuevo ritual puede resultarnos aún más impactante, más romántico y sorprendente si cabe...: el simbolismo de unir dos candados (un tú y yo) a un puente (la vida), tirando posteriormente las llaves al río, representa la necesidad de seguir creyendo que, en el seno de la pareja, aspectos como la fidelidad y la lealtad son intemporales... De seguir abrazados a la idea de la indisolubilidad del matrimonio y a la certeza de que el amor verdadero es un sentimiento eterno.

La costumbre nació en la no menos eterna Roma, probablemente en la tercera farola de su viejo Ponte Milvio, siguiendo a los protagonistas de la famosa novela "Tengo ganas de ti", de Federico Moccia. Desde allí no tardó en comenzar su propagación por todas las ciudades del mundo.

En París, la ciudad del amor, por antonomasia, los candados se amontonan en los laterales de la Pasarela del Pont des Arts, entre la Academia y el museo del Louvre... 

En Madrid el "candadismo" comenzó, no sin cierta timidez, alrededor de la estatua ecuestre desde la que Felipe III vigila nuestra Plaza Mayor.



domingo, 4 de septiembre de 2011

Montmartre y los Poulbots




Siempre que he tenido ocasión de detenerme en el seno de un repaso a Forelatos, he pensado que París ha resultado, de cuantos lugares configuran el directorio de mi vida, uno de los grandes perjudicados o ausentes...

No en vano allí se acunó mi infancia motivo por el que, casi desde entonces, he sentido el interés de una mágica atracción por la cultura de este país y confieso que, aún hoy, el zambullirme en la riqueza y la variedad de su legado conceptual, me sigue resultando apasionante.

Tras mi regreso de un corto -éste último- aunque intenso viaje a la capital del país vecino, me dispongo a dar forma al desagravio, evitando caer en la ambición de pretender abarcar tanto, que acabe mermando la necesaria presión de un relato... Es por ello por lo que en este post únicamente hablaremos de uno de sus rincones, uno de sus barrios más populares y pintorescos: Montmartre.  

Montmartre significa Monte de Mártires, por lo que se deduce que la historia del promontorio comenzaría, recién estrenada la era cristiana, con el martirio y la decapitación de San Denis (en castellano Dionisio), quien tras el sacrificio y recoger su cabeza recorrerá aproximadamente 6 kilómetros, hasta morir en el lugar en el que posteriormente se alzaría la Catedral que lleva su nombre, el templo en el que descansan los restos de los Reyes de Francia. Tal albor religioso marcaría el destino de una colina que hoy, y desde principios del siglo XX, vemos coronada por la Basílica del Sagrado Corazón de Jesús (Sacré Coeur), uno de los edificios más visitados de París.

Pero, amén de su vocación religiosa, Montmartre es también el simpático pueblo de serpenteantes calles, casas bajas y pintorescos rincones que dieron cobijo a los topicos con los que gustó de aliñarse la Bohéme y que tan magistralmente retrató Charles Aznavour en su canción homónima: la "vida alegre" que nace de la miseria; la musa de la hambruna inspirando a la creatividad; la adversidad como sustrato de los más bellos y puros sentimientos; las largas y frías noches de invierno frente al caballete, que acabaran al alba, con las manos heladas, entrelazadas alrededor de las formas del calor de una taza de caldo, con la mirada brillante, perdida en el horizonte, húmeda al imaginar un ansiado momento de gloria...




Amalgama, la de tales clichés, que resulta ser excelente caldo para una picaresca que en Francia no alcanzará la notoriedad de la de nuestro siglo de oro, pero que rozará en Montmartre y con los Petits Poulbots su máxima expresión. Estos "Titís", estos p'tits gars, herederos de Gavroche, surgen de la imaginación de Francisque Poulbot, quien instalado en Montmartre a principios del siglo XX, se dedicará a dibujar a los muchachos de la calle. Desde entonces los beneficios de tal iniciativa, así como los que se obtienen de las distintas actividades de su fundación "La República de Montmartre", sirven para erigir y mantener el dispensario que les dió refugio.