martes, 7 de junio de 2016

El Rey Lagarto


La tumba actualmente

La de Jim Morrison es, con toda seguridad, la tumba más popular de re Lachaise, el cementerio parisino en el que curiosamente tres, de las cuatro tumbas más visitadas (Jim Morrison, Oscar Wilde, Edith Piaf y Chopin), corresponden a personajes que poco o nada tuvieron que ver con París o con Francia.

El porqué descansan allí obedece a fortuitas circunstancias vitales que, en el caso que nos ocupa, el del Rey Lagarto*, responden a las pésimas relaciones que el vocalista y líder de The Doors mantenía con su progenitor y que germinaron desde sus no pocas desavenencias y sus muchos desencuentros: sirva como ejemplo el que considerase que, por falta de talento, su hijo nunca debió dedicarse a la música; o el que siendo un brillante militar estadounidense, el padre chocase frontalmente con el marcado y provocador antimilitarismo de su hijo... 

Y esto sin hablar de su adicción a alcoholes y demás drogas... Por estos y otros motivos el Sr. Morrison no quiso repatriar los restos de su hijo Jim, que murió en París, victima de los excesos de la que, de todas ellas, presume de mayor heroicidad...

"La muerte hace ángeles de todos nosotros
y nos da alas donde teníamos hombros
suaves como garras de cuervo..."

Fotos de momentos anteriores de la tumba

"La gente tiene más temor a la muerte que al dolor.
Es extraño que ellos teman a la muerte,
la vida duele mucho más que la muerte,
cuando la muerte llega, el dolor termina"

La popularidad de la de Jim Morrison es también la causa del vandalismo y los robos fetichistas que se sucedieron siempre en torno a su tumba, por lo que hoy por hoy aparece como un lugar desolado, tras unas rejas en la que los visitantes dejan cordones entretejidos, a modo de recuerdo de su paso.

EXTRAS DEL POST
*Así es como se le conocía
Ver vídeo de The Doors


No hay comentarios: