sábado, 14 de mayo de 2011

Elecciones: hay elección?


El juego sucio durante la campaña electoral


Tras haber pasado el medio siglo de edad y vivir, diría que con cierta intensidad, acontecimientos como los que menciono y entre otros, todos ellos de una excepcional relevancia histórica:
1. la caída de la dictadura del General Franco (1.975)
2. la etapa de la transición hacia la democracia, de la "Libertad sin ira" (1.975-1.978)
3. el nacimiento de la Constitución de 1978
4. los gobiernos de la UCD que, como todo el mundo sabe, podían prometer y prometían...
5. el cómo eludimos un Golpe de Estado el 23 de Febrero de 1981.
6. la primera victoria del PSOE (1.982)
7. el "¡Márchese Sr. González!" para dejar sitio a D. José María Aznar (1.996)
8. la mentira que costó la pérdida de las elecciones por parte del gobierno de Aznar, quien no supo gestionar la crisis que supuso el 11-M, y a partir de la cual el "talante" de José Luis Rodríguez Zapatero se hizo inquilino de la Moncloa... (2.004).

Me doy cuenta de que en todos estos años, y desde cualquiera de las formaciones de partido que han intentado ocupar un espacio de centro, no obtuve más que la transitoria y breve ilusión de unos previos, seguida siempre de la desagradable sensación de haber sido utilizado, engañado o vendido...

Años de tener que soportar a una legión de políticos corruptos que siempre acabaron beneficiando a los magnates del Empresariado, la Banca y el Capital, o a sí mismos comprando los votos de su permanencia con escandalosas dádivas, subvenciones o subsidios, a la par que estrujando al ciudadano medio, al trabajador responsable y abnegado, con las pinzas de tan fatídica tenaza.

"La política es el arte de obtener
el dinero de los ricos y el voto de los pobres
con el pretexto de proteger a los unos de los otros".
(Anónimo)

Años en los que no he sentido más que un empobrecimiento de nuestras condiciones salariales o laborales, el deterioro de las que habrían sido las conquistas sociales por las que lucharían -durante siglos- nuestros antepasados: sintiéndome cada día más castigado, más explotado por la necesidad de mantener la idiosincrasia que supondría el que éste terruño deba ser siempre un país de "listillos", en el que la especulación "burbujearía" a sus anchas, por las paredes del iceberg de nuestra soterrada economía.

Para colmo de tanto mal he de sentir como, no contentos con sumergirme en la hipoteca que supuso el reventarme trabajando durante años, para pagar los cuatro ladrillos que me cobijan y la burrada de impuestos que me fueron sustrayendo -directa y/o indirectamente, con cada mensualidad- habré de dar por perdida la generación en la que deposité mis esperanzas y que habría de sucederme o, en el mejor de los casos, ver como mis hijos maduran con la desesperanza de saberse "carne de mayor explotación" de la que fue su padre, aunque en el contexto de multinacionales que obtienen beneficios históricos.

Estos últimos días de campaña electoral, en los que las expectativas parecen apuntar hacia un cambio en el color de muchos de los gobiernos de nuestras insoportables administraciones autonómicas, constituyen la antesala de lo que serán las próximas elecciones generales, en las que se impondrá nuevamente el azul, en lugar del actual rojo y ya que no existen -por aplastarlas la bicefalia política- otras posibilidades cromáticas...

En estos días, decía, no dejo de pensar en el blanco del que será mi voto ahora y en cada una de las convocatorias que me quedan por contar; el blanco de la desilusión, del crónico y sedimentado descontento, el del deseo de que tras sufrirlo en tantas ocasiones y durante tantos años, ninguno de ellos vuelva a engañarme más...


Ultimo barómetro del CIS: aumenta la preocupación por la clase política
Video: imágenes de la campaña; el juego sucio, errores en vallas... 



5 comentarios:

Anónimo dijo...

Extraordinaria reflexión sobre nuestra clase política.
Quizás si muchos de nosotros votásemos en BLANCO se darían cuenta del descontento que sentimos hacía ellos.... Gracias y continua deleitándonos :))))))

El mundo de Amy Virtual dijo...

Desde el principio hasta el final del relato que analisis tan completo de lo que sentimos la gran mayoría de nosotros!!!
Decepción, descontento, indignación , frustración,apatía de tanto desengaño, de tanta corrupción...de no poder confiar en nadie.... Felicidades y Gracias por poner en papel lo que todos sentimos...!!! y expresarlo tan magnificamente!!

El mundo de Amy Virtual dijo...

Que análisis más certero de lo que sentimos y pensamos la inmensa mayoría de los españoles! Ahora que llega el momento de las urnas uno intenta recapacitar y lo único que siente es desengaño, apatía, frustración y una soberana indignación! A quien votar ? si tenemos la sesación que lo mismo da unos que otros?? Yo tambien votaré en blanco!
Y felicidades por saber expresar tan bien lo que sentimos todos!! Nunca dejas de sorprendernos!!!

BEAGUIN dijo...

Es tan triste que en mis primeras elecciones con derecho a voto no tenga ninguna ilusión en ellas, tan sólo indiferencia en quién será ahora el que siga estropeando nuestros sueños de futuro.

Y es que LA AMBICIÓN DE UNOS POCOS ESTÁ DESTROZANDO LOS SUEÑOS DE MUCHOS.

Mila B. dijo...

Un post sensacional!

Me parece que en la enumeración de los hechos históricos más relevantes de "nuestra" vida te has olvidado del golpe de estado del 81!
Saludos!