lunes, 27 de junio de 2016

El Rey de Patones

Las casas de pizarra del pueblo de Patones

Al norte de la Comunidad de Madrid, en la zona que se ha dado en llamar "la Sierra Pobre", nos encontramos con Patones de Arriba, un pueblo que tiene una preciosa o cuando menos curiosa historia, la del Rey de Patones, figura de la que ya se encuentran referencias escritas desde mediados del siglo XVII.

Al tratarse de un pueblo constituido por pastores, situado entre montañas y apartado de todo camino transitado, no conoció autoridad, como tampoco invasión ni sumisión alguna, motivo por el que desarrolló y mantuvo una monarquía propia, que se supone milenaria, y que fue heredándose de padres a hijos varones de una de las familias que poblaron el lugar...

De la figura de este monarca rural, que era tan pobre como sus súbditos y venía a representar algo así como la suma de un alcalde y un juez de paz, puesto que también administró justicia, no se supo mucho hasta el momento en que se dirigió a Felipe II, en los términos que suponemos desde el encabezamiento de su carta: "Del Rey de Patones al Rey de las Españas..."

Fue Carlos III quién finalmente puso fin a la competencia que suponía este reinado que llegó incluso a negarse -qué atrevimiento!- a pagar unos impuestos...