lunes, 21 de julio de 2014

Vestigios Republicanos




Con idéntico afán con el que cada época de la historia trata de borrar sus adelantadas antítesis, durante los primeros años del Régimen del General Franco se destruyeron cuantos vestigios de la segunda República quedaron por las distintas ciudades y pueblos de nuestra piel de toro.

Esto fue, por ejemplo, lo que ocurrió con las numerosas fuentes, que con afán de servicio público y en un intento de acercar la salubridad del agua potable a todo el mundo, se habían construido en un buen número de las plazoletas y calles del viejo Madrid, hasta el punto de que no faltaran las malas lenguas que aseguraron que la República sólo sabía hacer fuentes. La de la calle Cabestreros, por ser tapiada y ocultada por sus vecinos, llegó a ser indultada en el recuerdo, siendo hoy la única que se conserva.


Por cuanto venimos diciendo es fácil deducir que no queden muchos testimonios del paso de la República por nuestra historia: por ser demasiado breve, además de seguido y perseguido por el enconado afán de una dictadura, de enterrarlo en el olvido.


Por citar algunos de los más evidentes tendríamos que hablar de las ruinas de las Escuelas Pías, que son hoy sede de la Universidad a Distancia, en la plaza de Agustín Lara del barrio de Lavapiés; al igual que un buen número de edificios católicos, fueron incendiadas en los días inmediatamente posteriores al alzamiento... También constituyen excelente testimonio las paredes y verjas que rodean al parque de El Retiro, por ser lugar en el que todo el mundo pretendía conseguir leña, cuando no alimentos (pajaritos, tórtolas, etc...) con los que aliviar las muchas carencias generadas por el asedio...





Y algunos escudos, como éste de grandes proporciones que podemos ver en el frontal de la Estación de Atocha. Su corona, constituida por almenas, es simbolo republicano que con toda probabilidad pasaría desapercibido, por su parecido con la de la monarquía.




martes, 8 de julio de 2014

Semillero Marca España






Aquello que entendemos por Marca España comienza aquí, en el semillero virtual de nuestra infancia...


Y no es necesariamente mejor o peor que otras marcas, es sólo que sencilla y llanamente, es la nuestra.


Por cosas como esta el español acaba siendo individualista, un tanto anárquico en su concepción del día a día social, tendente a no otorgar a las normas el valor que requieren, e inclinado hacia  una cierta indisciplina doméstica.


Quizá también por eso la nuestra se muestre menos capaz que otras sociedades, cada vez que se trata de articular un "do de pecho" que resulte suficientemente contundente o eficaz; en aquellas ocasiones, como las que nos ha tocado vivir en estos últimos años, en las que necesitamos estructurar una respuesta organizada y unánime a determinadas exigencias o decisiones institucionales...


En fin... que todo sea para mejorar resultados y a nuestra mayor honra, de cara a próximas convocatorias del deporte Rey.

miércoles, 25 de junio de 2014

Ha abdicado... ¡Viva el Rey!


Foto del autor


Me preocupan estas prisas en un asunto tan importante como el que nos ha ocupado los últimos días: el recambio de un Rey en unas circunstancias en las que el anterior negaba y perjuraba, hasta hace pocos meses, respecto de la posibilidad de su abdicación...

Me inquieta tanta rapidez en este relevo generacional, tanta que no dispusimos del tiempo suficiente ni del necesario para invitar, formalmente a esta proclamación, a los soberanos de nuestros países vecinos... Precisamente nosotros, súbditos de una Familia Real que estuvo presente en todas las coronaciones, entronizaciones y demás ceremonias relacionadas con las Tomas de Poder, las habidas y "las por haber", a lo largo de las últimas décadas...

Me sorprende tanta premura en la repentina necesidad de aforar a un monarca del que quiero pensar, para tranquilidad de mi espíritu que, tras desprenderse de la corona, no habrá de comenzar a delinquir sistemáticamente...

Algo se oculta tras el vértigo de tanta improvisación, algo tan importante como para precipitar los acontecimientos y que, más temprano que tarde, habremos de conocer.




sábado, 21 de junio de 2014

En el Día de la música


Foto del autor

Hoy, coincidiendo con la llegada del verano de 2014, celebramos el Día Mundial de la Música

Por este motivo quiero compartir con vosotros esta fotografía, que hice hace algunas semanas en El Rastro madrileño, de unos músicos callejeros luciendo el certificado de aptitud, a modo de un "tú sí que vales", que desde hace poco viene exigiéndoles el Ayuntamiento de la capital.

Resulta curioso que la señora del "relaxing cup", quien probablemente no habría superado unas supuestas pruebas de aptitud, como tampoco unas elecciones para ocupar su cargo en la alcaldía, exija un examen a tan improvisada forma de ganarse la vida...



jueves, 19 de junio de 2014

España y la República


Esbozo de manifestación Republicana,
19 de junio, día de la Proclamación de Felipe VI
Plaza de Tirso de Molina, Madrid

En España cuanto recuerda a la República sigue percibiéndose con un cierto olor a podrido, o cuando menos a la chamusquina  de lo marginalmente vanguardista, de lo peligrosamente revolucionario...

Y no es que de la República emanen nefastos efluvios... En ese sentido no debemos olvidar que nuestras vecinas más próximas son repúblicas, y no veo que a las de Francia, Alemania, Italia o Portugal les vaya en ello peor que a nosotros.

No me siento republicano, aunque reconozco que a los españoles NO se nos permitió dar una oportunidad real a esta forma de gobierno, que a lo largo de toda nuestra historia sólo conocimos durante la nimiedad de 6 años, frente a los cerca de TRECE SIGLOS de monarquía, que vinieron imponiéndonos desde la proclamación de Don Pelayo en Cangas de Onís, en  el año 718.


LA PRIMERA REPÚBLICA
La Primera República fue una experiencia que llegó en un momento de tremenda inestabilidad, recordemos las palabras de Emilio Castelar, que bien pueden resumir la situación política de aquél 11 de febrero de 1873, día de su proclamación:

"Señores, con Fernando VII murió la monarquía tradicional; con la fuga de Isabel II la monarquía parlamentaria; con la renuncia de don Amadeo de Saboya la monarquía democrática; nadie ha acabado con ella, ha muerto por sí misma; nadie trae la República, la traen todas las circunstancias, la trae una conjuración de la sociedad, de la naturaleza y de la Historia. Señores, saludémosla como el sol que se levanta por su propia fuerza en el cielo de nuestra Patria."

Duró once meses que, aún siendo pocos y muy convulsos, constituyeron período de tiempo suficiente para dar pasos muy significativos en lo que a libertades se refiere:

1.- En 1873 se redacta la Constitución más avanzada de la época.
2.- Se sentaron las bases para un proyecto Federal, en un terruño tradicionalmente tan dividido.
3.- Por vez primera en nuestro país se instauraría la libertad de culto religioso.
4.- Algo no menos importante: nunca antes se había hablado de Soberanía Popular.

Un golpe de estado militar, de la mano del General Pavía, puso fin a esta experiencia. Poco después, con el reinado de Alfonso XII, se restauraría la monarquía Borbónica.


LA SEGUNDA REPÚBLICA
De la Segunda República sabemos mucho más, aunque no fue precisamente dilatada su vigencia: unos cinco años, desde el 14 de abril de 1931 hasta el 18 de julio de 1936, día del levantamiento militar que conduciría a la Guerra Civil.

Comparte casi todo con la primera, comenzando por un origen inquietante; recordémoslo en boca del entonces Presidente del Consejo de Ministros, Juan Bautista Aznar-Cabañas, quien al ser requerido por unos periodistas que le esperaban a las puertas de su casa, dijo:

"¿Que si habrá crisis?. ¿Qué más crisis desean Uds. que la de un país que se acuesta monárquico y se levanta republicano?."

Cabe decir que también trajo consigo numerosos avances, como la Constitución de 1931, la primera Ley de Divorcio o la Reforma Agraria.

Y fue un milagro que alcanzase a durar un poco más que la anterior, porque en 1932, a poco de un año de su instauración, pudo detenerse la Sanjurjada, un golpe de estado perfectamente orquestado por el General Sanjurjo y hasta un total de 145 colaboradores.