jueves, 2 de marzo de 2017

La reina que perdió la cabeza



Forelatos estrena portada incorporando una foto de La Conciergerie, sobre estas líneas, una imagen que capté en un día gélido, desde la plataforma de un barco, en un recorrido panorámico de la ciudad del  Sena.

La Conciergerie (Conserjería), es un edificio histórico que ocupa el Muelle del Reloj, en la Isla de la Cité de París. Se le conoce también como Le Palais de la Cité (El Palacio de la Ciudad), por haber sido Residencia de Reyes, allá por el medievo y hasta su reconversión en Prisión del Estado, en el siglo XV.
a
Nombres de quienes pasaron por esta cárcel, antes de ser decapitados
Una cárcel considerada como la antesala de la muerte, en la época de la Revolución Francesa de 1789. En esa época del Terror y en poco más de dos años, unos 2700 ciudadanos de entre los que cabe destacar a la reina María Antonieta, a Maximiliano Robespierre, a Lavoisier, etc... fueron encarcelados aquí durante los días, semanas o meses previos a su ajusticiamiento.


La virtud, sin la cual el Terror resulta funesto
El Terror, sin el cual la virtud es impotente
Maximiliano Robespierre

La reina María Antonieta fue encarcelada con toda su familia en la prisión del Templo, en 1792. Más tarde, en 1793, trasladada a una celda de la Conserjería adónde por estar estrecha y fuertementemente custodiada por dos soldados, tan sólo contó con la intimidad que alcanzaba a proporcionar un biombo. En el mes de octubre comienza el proceso de aquella a la que se conoció como La viuda Capeto (La veuve Capet), o como La Vergüenza de la Humanidad y de su sexo...
a
Patio de la Cárcel y Celda de María Antonieta (desde el HistoPad)
La austríaca que llegó a ser un monstruo en el imaginario nacional es acusada de Alta Traición, en su calidad de emblema Contra-Revolucionario: por haber pactado con una potencia extranjera, por los lujos con los que se rodeó mientras el pueblo vivía en la miseria y la hambruna, y por empujar a Louis XVI a rechazar la Revolución. 

En la madrugada del 16 de octubre de 1793 fue conducida en un carro hasta la Plaza de la Revolución, adónde la aguardaban la guillotina y una densa muchedumbre silenciosa... La cabeza de su marido, el Rey, había rodado ante el mismo público y en el mismo cadalso, sólo unos 9 meses antes...



NOTA del AUTOR: La visita resulta aconsejable, aunque en la parte negativa he de citar que las distintas dependencias se no muestran tal y como debieron ser, sino muy modificadas por el paso del tiempo... Afortunadamente y con el HistoPad (ver), una tablet con la que puede recrearse ese "como fueron", algo se consigue imaginar...


EXTRAS DEL POST
Ver más fotos del lugar


No hay comentarios: