domingo, 8 de abril de 2018

El Extranjero Eterno



Desde 1971 hasta su muerte en el contexto de un enfisema pulmonar y en el año 2013, Georges Moustaki vivió en la Isla de San Louis, flotando entre dos aguas en el mismísimo centro de Paris.

Sita en el número 26 de la calle San Louis, la arteria principal de este islote, su casa muestra una placa sobre el portal de acceso, en la que se recuerda el paso por la finca de este emérito residente ...


Curiosamente, en el local comercial de la planta baja existe una agencia de viajes, algo que debió gustar muy particularmente al extranjero eterno, a este ciudadano del mundo con raíces netamente mediterráneas.


A pesar de que idolatro al artista, no consigo encajar su modo de vida en la concepción de la filosofía que le atribuyo y que él mismo preconizaba: no parece propio de quien le cantaba al jardín de la anarquía. que quien -sin citarla- proclamara una revolución permanente al más puro estilo trotskiano, residiese en uno de los lugares más exclusivos de la capital francesa...


Junto a su puerta también puede verse esta pequeña placa, a modo de reivindicación de lo que no sería una tan mala idea... y es que dando nombre a la isla, pero también a la calle: San Louis ya alcanza a tener suficiente protagonismo...

EXTRAS DEL POST
Vida de Moustaki



No hay comentarios: