sábado, 25 de marzo de 2017

Ofrenda fallera



Sin dejar de tratar este tema con todo el respeto y la mucha sensibilidad que merece, insisto en afirmar que las Fallas Valencianas me resultan unas fiestas conmovedoras, y es poco probable que aún buscándolas, cuando de implicación, creatividad y de pasión se trate, existan desde mi parecer otras iguales.

Una provincia, casi una comunidad desfilará durante dos largos días para, una vez llegados a la Pza. de la Madre de Deu, entregar las flores que habrán de conformar el manto de su Virgen de los Desamparats...




Son casi 100.000 falleros, vestidos con suntuosos y elaborados trajes, desfilando por las calles centrales de la ciudad, para llevar las flores que habrán de configurar el manto de su Virgen... Se comprende que todo esté perfectamente coordinado: el orden en el que habrán de pasar las distintas agrupaciones, la hora, el color de las flores, etc...

La Ofrenda resulta un acto cargado de emotividad, siendo no pocas las falleras, aunque también los falleros (que alguno hay), que se alejarán pañuelo en mano, por si se les escapase alguna lágrimita...


EXTRAS DEL POST
Ver fotos de la emotividad del momento



No hay comentarios: