viernes, 20 de abril de 2012

Seseña: like a rolling stone

.
.
Hablar de Seseña es hacerlo sobre lo que fue y terminó siendo la burbuja inmobiliaria, que originó la Crisis Económica en la que nos zambullimos, allá por el año 2009, y de la que probablemente no salgamos en muchos años, si es que alguna vez conseguimos hacerlo.

Seseña, un municipio de Toledo situado en las inmediaciones de la provincia de Madrid, es una localidad en la que, durante esa época de desarrollismo, las Urbanizaciones Fantasma crecieron al amparo de la megalomanía de Paco el Pocero, o quizá lo hiciesen al desamparo de la numantina resistencia de su edil, Manuel Fuentes.
gg
.
Pero Seseña no sólo es un "trastero de viviendas" sin estrenar, aunque malogradas por los conflictos derivados de su construcción y por la crisis, también ha sido y es un vertedero de neumáticos cuyas dimensiones y espectacularidad trascendieron las que pueden imaginarse, por lo que constituyó fuente de noticia, en numerosas ocasiones, para los medios de comunicación.
gg
Pulsando sobre las palabras que a continuación se destacan en color marrón, se tiene acceso a una presentación en la que se muestran diferentes perspectivas del vertedero, que ocuparía el espacio de numerosos campos de fútbol y que, al encontrarse en la frontera existente entre estas dos provincias, podría decirse que también ocupa dos comunidades autónomas.
gg
La visita al lugar sigue sorprendiendo, aún cuando ya te hiciste una idea previa de sus dimensiones, a través de diferentes medios gráficos. Y sorprende también la capacidad adaptativa e integradora de la naturaleza cuando constatas -in situ- que muchas de estas ruedas son ahora estupendas madrigueras, para los millares de conejos que pueblan la zona.



No hay comentarios: