miércoles, 22 de septiembre de 2010

La cuna de Molly Malone


Dublin - Monumento a la hambruna de 1.845

Mi escaso conocimiento de Dublín se limita a una corta estancia de fin de semana, en el que me desplacé por motivos laborales. No tuve más tiempo que el necesario para tener una visión muy superficial, del que se requiere para una inmersión, un acercamiento a sus tópicos.

Más que llamar mi atención la ciudad, que nunca alcanzaría a ocupar un lugar destacado ante la magnificencia de la arquitectura de algunas de las urbes europeas que tuve la suerte de conocer, la consiguieron llamar sus habitantes: a pocos intuí tan vitalistas como a los dublineses.

Los lugares de mayor interés de Dublín giran en torno a la bebida: los auténticos templos de la ciudad son sus pubs. Sus verdaderas catedrales, si exceptuamos el gótico de la de San Patricio, son sus fábricas de cerveza (Guinness) ó de Whisky (Jameson's).

No debe aparcarse demasiado lejos el culto rendido a sus escritores (entre otros muchos, Oscar Wilde y James Joyce, ocupan un merecido rincón en el alma de esta ciudad) y también a su música, en el origen del folklore norteamericano y actualmente renovada, consolidada por una legión de autores de entre los que destacaré a U2 o a Enya.


Monumento a Molly Malone


Sin dejar de hablar de música: especial mención merece el recuerdo de Molly Malone, antigua vendedora de pescado que hoy protagoniza la canción que suele entonarse en los pubs, más o menos adecuadamente, a partir de la tercera cerveza; sigue entonándose con la sexta, aunque ya de un modo casi irreconocible.




















MOLLY MALONE
EN EL ORIGINAL 
In Dublin´s fair city, where the girls are so pretty
I first set my eyes on sweet Molly Malone
As she wheeled her wheelbarrow through streets broad and narrow
Crying cockles and mussels alive a-live O!

A-live a-live O! A-live a-live O!
Crying cockles and mussels alive a-live O!

She was a fishmonger and sure it was no wonder
For so were her father and mother before
And they both wheeled their barrows through streets broad and narrow
Crying cockles and mussels alive a-live O!

A-live a-live O! A-live a-live O!
Crying cockles and mussels alive a-live O!

She died of a fever and no one could save her
And that was the end of sweet Molly Malone
Now her ghost wheels her barrow through streets broad and narrow
Crying cockles and mussels alive a-live O!

A-live a-live O! A-live a-live O!
Crying cockles and mussels alive a-live O!
A-live a-live O! A-live a-live O!
Crying cockles and mussels alive a-live O!


MOLLY MALONE
EN CASTELLANO
En la alegre ciudad de Dublín,
donde las chicas son tan guapas,
lo primero que vieron mis ojos fue a la dulce Molly Malone
cuando empujaba su carretilla
a través de amplias y estrechas calles
gritando berberechos y mejillones frescos, frescos ¡oh!

Ella era pescadera
y seguro que no era ninguna sorpresa,
porque ya lo fueron antes su padre y su madre.
Ambos empujaron sus carretillas
a través de amplias y estrechas calles
gritando berberechos y mejillones frescos, frescos ¡oh!

Ella murió de fiebre
y nadie pudo salvarla.
Éste fue el fin de la dulce Molly Malone.
Ahora su espíritu empuja su carretilla
a través de amplias y estrechas calles,
gritando berberechos y mejillones frescos, frescos ¡oh!.




No hay comentarios: